A la hora de decidir el plato de ducha que nos pondríamos en nuestra casa, tendremos que ver las características que necesitemos ya que no existe un plato de ducha perfecto para todos los baños, por lo que vamos a intentar explicar las características y prestaciones de los tipos de plato de ducha que existe en el mercado.

«…no existe un plato de ducha perfecto para todos los baños»

TIPOS DE PLATO DE DUCHA: A continuación vamos a explicar los tipos de platos de ducha que podemos encontrar:
PLATOS DE ACERO ESMALTADO Su composición está basada en una chapa de acero esmaltada con un baño de porcelana. Las medidas de estos platos de ducha son genéricas y cada fabricante utiliza diferentes medidas para adaptarse perfectamente a las condiciones precisas de funcionalidad y espacio disponibles. VENTAJAS: – Resistencia al rayado: es muy buena debido a su acabado en porcelana. – Higiene: muy buena debido a su composición. Su material no absorbente y de poro cerrado, le hace inmune a los hongos y a las bacterias. – Acabado excepcional y estético. – Platos insonorizados: hoy en día existen platos de ducha insonorizados para evitar el ruido del agua al caer sobre él. INCONVENIENTES: – Dureza a los impactos media debido a que se trata de un material poco flexible. – Tacto frio. – Fragilidad del esmalte a los golpes. – Material resbaladizo: hay que tener cuidado con el jabón – No se puede pulir. – Su base en acero puede oxidarse en caso de fugas y vapor: una buena medida para combatirlo es esmaltar con pintura exposi su base inferior antes de su colocación.
PLATO DE DUCHA DE CERÁMICA Es uno de los materiales más utilizados. Fabricados a base de arcilla, arenas y feldespato. Es importante disponer de las medidas exactas del espacio en el baño, ya que cada fabricante ofrece platos de ducha de cerámica con diferentes medidas VENTAJAS: – Es la solución más económica. – Resistente al rayado – Material de gran dureza: no les afecta los productos químicos, ni pierden brillo. INCONVENIENTES: – Material resbaladizo: hay que tener cuidado con el jabón – No se puede pulir. – Frágil a los impactos fuertes – Tacto frío.
PLATO DE DUCHA ACRÍLICO Los platos de ducha acrílicos están compuestos por una capa externa acrílica y otra interna que puede ser de fibra de vidrio o poliuretano. La fibra de vidrio es de mejor calidad, más consistente y por tanto, más cara, mientras que el poliuretano, es de menor calidad, menos resistente y más barato. VENTAJAS: – La fibra de vidrio y el poliéster refuerzan la consistencia de este tipo de platos. – Se fabrican con todo tipo de acabados y texturas. – Dureza a los impactos. – Resistencia al rayado. – Su superficie es inmune tanto al efecto de las bacterias como al de los hongos. – Antiadherentes y antideslizantes. – Cálidos al tacto. – Ligeros, lo que facilita su instalación. INCONVENIENTES: – La limpieza puede resultar difícil porque el acrílico puede dañarse con la utilización de ciertos productos abrasivos – Menos aguante frente a grandes cantidades de peso. – El color del plato tiende a perderse con el paso del tiempo. – Medidas estándar, puede que no se acoplen al espacio deseado.
PLATOS DE DUCHA DE RESINA También conocidos como platos de ducha de pizarra, están muy presentes en los hogares. VENTAJAS: – Se pueden realizar en cualquier medida. – Resistencia general: media-alta. – Material antideslizante: evita caídas y resbalones. – Fáciles de limpiar. – Vida útil superior al resto. – Extraplano: lo que mejora la comodidad y seguridad. – Resistentes a la humedad y a condiciones extremas gracias a su revestimiento “Gelcoat” o de pintura de poliuretano. – Diversos acabados con texturas que puedes escoger, hoja, bambú, retro, piel, colmena, madera, liso, granito y pizarra, así como elegir cualquier color. INCONVENIENTES: – El principal inconveniente: es su precio ya que son más caros que el resto. – Hay que tener cuidado a la hota de adquirir uno ya que a veces no cumplen las características técnicas mínimas. Importante consultar los detalles de fabricación.